.

Banner Acuarios marinos a medida | Barcelona Reef

En el blog...

Los nutrientes

Los nutrientes

Sergio Pérez ene 6, 2019 General 0Comentarios

¡Hola a todos!, esta es la tercera entrega que hacemos en nuestro blog, y agradezco mucho los comentarios y los ánimos recibidos. Me alegra que el blog empiece a servir de ayuda a algunos y de lugar a debates interesantes.

¿Qué son los nutrientes?

En el agua de mar encontramos disueltos muchos tipos diferentes de elementos. Desde Cloruros, Calcio, Magnesio, Potasio y un largo etc, también están los compuestos finales del ciclo del nitrógeno y el ciclo del fósforo, y es en estos dos en los que de momento, nos vamos a centrar. A estos compuestos los denominamos nutrientes.

De la misma manera que las deposiciones de los peces, los alimentos no consumidos y demás materia orgánica que se descompone en nuestro acuario sigue los pasos de este ciclo del nitrógeno, pasando de amonio hasta nitrato (NO3), ocurre lo mismo con el fósforo de una manera mas directa, estando presente mayormente en forma de fosfato/ortofosfato (PO4)

Analizando el agua

Es bien cierto que saber en qué nivel nos movemos de nutrientes es prácticamente obligatorio para cualquier aficionado que se plantea mantener un acuario de arrecife. Por eso, a mayor nivel de dificultad, es necesario unos test más precisos, mejorando nuestras herramientas, y hacer uso de ellos semanalmente para tener un control.

Un acuario donde los nutrientes están equilibrados y estos a su vez, son escasos, es un acuario que seguramente no tenga problemas. Pero ¿qué ocurre cuando los nutrientes se nos van de las manos?

En el caso del nitrato (NO3), las concentraciones mas elevadas de 20mg/litro empiezan a ser perjudiciales para los animales, a pesar de las diversas opiniones que corren por la red. Los peces tienen tendencia a estresarse bajo estos niveles, al igual que los invertebrados, los más delicados pueden simplemente no tolerarlo.

Una presencia tan elevada de nitrato es señal de sobrealimentación, sobrepoblación de peces o falta de carga bacteriana, dando lugar a problemas más graves. Hay que pensar que la presencia de nitrato en los arrecifes coralinos es de 0,1mg/litro. Tasas elevadas en nuestro acuario traerá un enriquecimiento de zooxantela en nuestro coral que lo volverá marrón y poco vistoso. (Hablaremos de las zooxantela más adelante).

A niveles mayores, esta situación solo empeora. Por no mencionar ya la aparición de algas que pueden amargarnos al combatir contra ellas.

Con el fosfato (PO4) la situación no es muy diferente. A niveles altos, inhibe la calcificación del coral. Si la situación se alarga, puede provocar la muerte de estos. Los fosfatos altos junto la presencia de nitrato traen consigo la proliferación de las algas cianoficeas como la cianobacteria, una auténtica pesadilla para muchos, a la cual le dedicaremos un capítulo de esta guía pues es un problema muy frecuente.

Cuando dejamos que los nutrientes se acumulen en nuestro acuario, bien por mala planificación con los animales, poco equilibrio, falta de atención y cambios de agua, damos lugar a un proceso conocido como eutrofización. Se enriquecen las aguas de tal manera que tarde o temprano produce un crecimiento de las algas a un nivel exponencial.

¿Cuáles son los niveles correctos?

Depende del tipo de acuario que mantengas. Desde el punto de vista del aficionado al acuario de arrecife con coral, está claro que los niveles de nutrientes es interesante mantenerlos todo lo bajo posibles, pero también es importante que estos no lleguen a cero.

Un nitrato entre 1 o 2 mg/litro es una buena medida, sobretodo para principiantes en el acuario de arrecife. Para los mas veteranos, o aquellos que mantienen SPS como acroporas, aun se intenta mantener con menos nutrientes para sacar mas color al coral.

Un fosfato de 0,03mg/litro es una medida correcta. Niveles mayores también son aceptables siempre que no excedan del 0,08mg/litro en acuarios mixtos, de LPS o corales blandos. Para SPS es mejor no superar la medida mencionada al principio.

Cómo reducir los nutrientes

En un acuario estable, la colonia bacteriana es capaz de mantener los nutrientes en una medida razonable, utilizando un proceso de quimiosíntesis, en la cual sintetizan nutrientes utilizando carbono obtenido por el CO2 presente en el agua. De esta manera fijan nitrito, nitrato y fosfato. Posteriormente, otro grupo bacteriano (bacterias heterótrofas anaeróbicas), es capaz de desnitrificar el nitrato dejando como residuo N2 que escapa del agua.

Aunque puede parecer complicado, estas reacciones ocurren en el acuario aunque nosotros no las controlemos, pero sí es necesario tener un medio para que las colonias bacterianas se establezcan y funcionen con este cometido, tener una zona aerobia y otra anaerobia. Los acuarios que no cumplen este requisito se han de valer de otros medios para propiciar estos refugios. Añadir cargas bacterianas como Matrix, Marine Pure u otras, DSB o camas de arena, o equipos para esta función. Todos son métodos para alojar más bacterias a fin de cuentas, de un tipo o de otro.

Cuando los valores de nitrato y fosfato son elevados, se pueden utilizar aportes adicionales de carbono. Estos son muy frecuentes como productos, y los hay de varios tipos, pero tienen funciones diferentes.

Por ejemplo, Nopox de Red SeaNP-out de Xepta que podéis encontrar en nuestra tienda.

Estos reductores de nutrientes de base de carbono, en líquido, son empleados para bajarlos, y en dosis muy pequeñas, para mantenimiento. (Hay que prestar especial atención a los test. Para el uso de carbono, sea líquido o en sólido, es fundamental tener nitrato y fosfato. Si uno de los dos nutrientes desaparece, hay que detener el uso de estos productos. Sin nutrientes las bacterias nitrificantes no podrán utilizar el carbono, pero otras bacterias si lo harán, como las cianobacterias).

También existen los biopellets. Son otra fuente de carbón que se libera al estar en contacto con el agua, y los hay de dos tipos, los que se colocan en pasivo en el sump y los que se colocan en un reactor de biopellets. Los de modo pasivo suelen ser más gruesos y deben ser colocados en una zona de paso del agua, y la liberación de carbono es muy lenta, aunque las bacterias forman colonia sobre ellos y los utilizan, pero su función es meramente de mantenimiento cuando el modo natural no es todo lo efectivo que quisiéramos. Los biopellets que se introducen en reactores tienen la misma función de mantenimiento pero liberan mas carbono y son muy adecuados para sistemas de nutrientes muy altos que la carga bacteriana no puede eliminar de por sí, como acuarios muy poblados, ya sean con coral o de solo peces.

Existen absorbentes de varios tipos también y con funciones diferentes. Se les suele llamar resinas aunque no todas lo son, más bien son óxidos de aluminio o de hierro. Los óxidos alumínicos se utilizan para absorber grandes cantidades de fosfato y silicatos, y la durabilidad de estas cargas es de unos pocos días, para luego retirarlas y sustituirlas por otra y seguir el proceso de eliminación. Los óxidos férricos están destinados al mismo cometido, pero son menos efectivos, mucho mas lentos y las cargas más prolongadas, por lo que es mejor utilizarlos como método de mantenimiento para tener controlado el fosfato.

Existen también otros productos que combinan óxidos de aluminio y férricos de diferentes calidades, así como resinas que eliminan el nitrato. Otros materiales como la zeolita tienen propiedades absorbentes ya que son capaces de provocar un intercambio iónico, de este modo eliminan el amonio del agua, antes de entrar en el ciclo del nitrógeno y acabar siendo nitrato. Esto lo convierte en el principal reductor en sistemas como Zeovit, donde los reactores de zeolita desempeñan esta función absorbente y posteriormente, refugio para gran cantidad de bacterias, dando lugar a acuarios extremadamente bajos en nutrientes.

Existen muchos más sistemas de reducir nutrientes, desde nitrareductores, reactores de azufre, filtros anaerobio, DSB, los nuevos reactores de algas, o en su versión antigua de refugio, o versiones americanas como los algae-scrubber. Mil y un sistemas que dan mucho para debatir y que podríamos dedicarle perfectamente todo un capitulo de esta guía, pues los nutrientes es un tema extenso.

Por último mencionar el ya conocidísimo por todos cambio de agua. Este sin duda es de los mejores, pues trae consigo muchos mas beneficios y se debería realizar con frecuencia. Ya sean de un 5 o un 10 por ciento, o más en algunos casos, siempre es bueno cambiar agua.

En definitiva, las comprobaciones semanales no dejarlas u olvidarlas, ser ligeramente metódicos con las alimentaciones, tener una programación para los cambios de agua y ver los problemas antes de que aparezcan, hará posible un nivel bajo pero necesario de nutrientes y por consiguiente, que tengamos un acuario bonito con animales sanos y estupendos.

Reef y saludos a todos. ¡Gracias por leernos!