.

Banner Acuarios marinos a medida | Barcelona Reef

En el blog...

Cianobacterias, el enemigo rojo

Cianobacterias, el enemigo rojo

Pedro Romo abr 29, 2019 General 0Comentarios

Todos hemos sufrido su presencia alguna vez, muy frecuentemente cuando empezamos en este hobby. Se escucha de todo tipo de soluciones posibles, desde apagones, productos, limpiezas exhaustivas e incluso desmontes para volver a arrancar.

¿Por qué es tan frecuente la ciano y cuál es su origen?

La cianobacteria en sí es lo que indica su nombre, una colonia bacteriana que se desarrolla en el acuario. También las puedes encontrar en la naturaleza, evidentemente, pero es en nuestro reef donde más nos perjudica.

La ciano es capaz de generar diferentes tóxicos con los que se defiende, siendo indigestible por los animales del acuario, por no mencionar la capacidad de adaptación que tiene y la facilidad en asfixiar animales y corales en nuestro acuario.

Es frecuente porque lo es en todo el mundo, en las veras en aguas estancadas, en estanques cargados de nutrientes, en cualquier lugar húmedo como una fuente en un parque.

Existe ciano de muchos tipos y colores, aunque es la roja la que suele aparecer en nuestros acuarios, pero las podrás ver grises, verdes incluso amarillas.

No solo existen en el ámbito marino, ni mucho menos, y son pobladoras de este mundo desde hace muchos millones de años. No se puede evitar que aparezcan en tu acuario, las tendrás tarde o temprano, aunque no sean visibles, pero puedes evitar que acaben en un “boom” y cubran toda tu roca.

Sabiendo esto, que estarán tarde o temprano en tu acuario, solo se han de dar las condiciones perfectas para que aparezcan en modo exponencial.

Los acuarios con muchos nutrientes (sobre todo fosfato) son los lugares propicios. Si añadimos que la temperatura de nuestros acuarios suele ser caliente y estable, con circulación interna leve y de mala calidad, junto con una luz precaria o un sistema de reposición de agua deficiente, hará que aparezcan sin duda alguna.

El ciclo de la ciano

Existe una manera de proceder para esta colonia bacteriana. En primer lugar, aprovechando la fuerte presencia de fósforo y estableciéndose en un punto donde la circulación sea pobre. Si las condiciones son malas en general, aparecerá por varios puntos en el mismo acuario. Al principio consume los fosfatos por completo, dando resultados confusos en los test, haciendo creer al aficionado que no es posible que salga, puesto que los fosfatos están a cero.

Eso es solo una ilusión, el fósforo está atrapado por la ciano y consume todo aquel que entra en el acuario por medio de alimentación o mala calidad en la reposición de agua.

Después empieza la fijación del nitrógeno. Primero consume todo el nitrato del acuario, dando otro falso resultado en los test, cero en todo. No acaba aquí, puesto que aunque no alimentes a los peces, aunque no tires ningún producto que genere fósforo o nitrógeno, la ciano es capaz de fijar el nitrógeno gaseoso que entra en el agua, y nuestra atmósfera es rica en ello, así que jamás deja de crecer hasta amargarnos el hobby.

Daños a nuestro reef

Cuando la ciano se apodera de gran parte del acuario, absorbe todos los nutrientes, sin dejar nada a otros organismos que los necesitan. Su ciclo es diario, por lo tanto, cuando la luz se apaga, se degrada hasta casi desaparecer, volviendo a resurgir al día siguiente. En este proceso, libera todos los nutrientes (o casi todos) de los que se ha adueñado. Imagínate un acuario donde el nitrato y el fosfato suben y bajan de manera exponencial cada día… muchos invertebrados no soportan esto, y mueren, en especial los corales.

Aparte, cubre por completos pequeños corales blandos, rodea los grandes, se adhiere a sus bases, y acaba por cubrirlo todo.

Cómo combatir al enemigo

Como cualquier alga, es en sí misma un cúmulo de nutrientes, basta con sacarlos. Si sifonamos las grandes zonas donde están con el mínimo cambio de agua posible, reduciremos significativamente su presencia del acuario, y eliminamos con ella esos nutrientes.

Los productos son una buena opción también, pero sin duda, al eliminarla, esos nutrientes de los que hablamos se volverán a liberar y hay que tener un plan de contención para ellos.

Cómo eliminar la cianobacteria

  • Sifonados frecuentes con el mínimo cambio de agua posible.
  • Cargas filtrantes que eliminen fosfato de nuestro tanque; actuarán por la noche cuando la ciano libere los nutrientes al agua. Pueden usarse de base férrica o alumínica, siendo las últimas las más recomendables
  • Nada de utilizar carbono (NOPOX) cuando hay presencia de cianobacterias. El carbono es otra de las fuentes de alimentación de esta plaga y nos perjudicará en sobremanera.
  • No utilizar elementos traza.
  • Existen también otras técnicas, como el “blackout”: consiste en tapar todo el acuario para que no entre nada de luz y dejarlo así durante tres días. Es muy efectivo la mayoría de las veces pero si no se eliminan los nutrientes residuales, la cianobacteria volverá a aparecer. Este método es muy útil combinado con productos para eliminar la ciano, como el Cyanoremove de Aquaconnect o Antired de Aquamedic.

Cosas que no se deben hacer

  • Cepillar la roca sin sifonar es un error, la ciano solo cambia de sitio y acaba por colonizar todo el acuario.

    Utilizar antibióticos para matarla. Esto ha hecho más daño que bien, matando la colonia bacteriana, con los consiguientes picos de amonio y nitrito. Mejor no hacerlo.
  • Cambiar agua abundantemente. Esto se recomienda muchas veces pero es un terrible error. Con la llegada del agua nueva entran trazas y nutrientes que les van a encantar a tu ciano. No lo hagas.
  • Cambiar la iluminación. Esto a la ciano le da igual, funciona perfectamente con un mínimo de tres horas de luz (de cualquier intensidad, hasta una vela) y hay ciano en acuarios con iluminaciones azules, así que no te ayudará cambiar la coloración de tu pantalla led. El problema es de base, no de iluminación.
  • Hay que tener en cuenta cuáles son los dos principales motivos de por qué la ciano conquista los acuarios. Una es el calor, en verano todas aquellas personas que no utilizan enfriadores y la temperatura sube hasta 31º tienen un estallido de ciano.

Las bacterias a ciertas temperaturas elevadas realizan su ciclo con mayor rapidez (ectotermia) y al igual que los alimentos se estropean antes, las cianobacterias se multiplican con mayor celeridad.

Los equipos de osmosis con membranas y cargas viejas, que dan un resultado en TDS elevado, pueden ser una de las entradas de fósforo al acuario. La calidad en el agua de reposición por la evaporación es la principal causa de fosfatos en los acuarios marinos, y de la aparición de las cianobacterias.

Claves para prevenir la cianobacteria

Aguas limpias en reposición, control semanal de los nutrientes, carga de animales adecuada para el volumen de litros, cambios de agua frecuentes para el control de estos nutrientes que mencionamos, y temperatura estable, circulación adecuada y un buen skimmer harán posible un acuario lejos, en la medida de lo posible, de una plaga de cianobacteria.

Gracias por leernos, salud y ¡Reef!!